miércoles, 18 de junio de 2008

Una cosa lleva a la otra

Una cosa lleva a la otra.
Acabo de ducharme después de correr ocho kilómetros. Estoy destrozado. Hace dos semanas que estoy empezando a correr y esto me está matando. Y para qué coño lo hago? bueno, para mí es una cosa de orgullo, de objetivos. Yo voy a poder más que mi cuerpo. Y es que mi cuerpo me pide tumbarse a ver la tele, comerse una caja de galletas, y no, eso se acabó.
No tiene nada que ver, pero ayer estuve escuchando mientras corría un grupo que se llama Krakovia. Guauuuu. Impresionante. Buscarlo por ahí y escucharlo.
Este post es a modo de presentación, ya que no sé si continuaré escribiendo ya que pienso que si no se tiene nada interesante que decir, mejor no decir nada.

1 comentario:

Caótica dijo...

Siempre se tiene algo interesante que decir... eso sí, hay que saber reconocerlo cuando las ideas fluyen por tu cabeza.

Un beso