jueves, 3 de julio de 2008

Carta de un poeta cabreado

Esto lo escribí hace años. La verdad es que hecho de menos cierta arrogancia muda.

CARTA DE UN POETA CABREADO

Estimado señor D. Juan Mendivil, editor jefe de Ediciones Lunáticas:
El motivo de la presente no me es nada grato compartirlo y menos con usted , pero como caballero y poeta en que me tengo en estima, me veo obligado a comunicarle lo siguiente:
no recibirá ni una sola palabra escrita por mí, ni una triste letra solitaria. Mi obra dejará de ser conocida, y nadie podrá disfrutar (o sufrir, que de todo tiene que haber) la lectura de mis poemas y no crea, que a pesar de tener usted parte de culpa, nada le reprocho, pues su trabajo se tomaba en acentuar y corregir, en cambiar palabras de sitio y en puntuar sin permiso. Aunque nunca comprenderá que para un artista no hay insulto mayor que la de trastocar y transformar su obra, ¿se imagina que pensaría Miguel Angel si su David portase un miembro poderoso como su cuerpo, a excusa de que al público más le agradaría y se vendería mejor su imagen?¿o una Gioconda desnuda? no señor mío, el arte nace tal cual es y nadie debe cambiarlo ni tratar de modificar en aras de una busqueda de la belleza lo que el autor, artista, creó en la soledad de su inspiración. Y si usted consideraba que mi métrica, o la utilización de verbos, adjetivos, y pronombres no era la más adecuada, tan sólo debía estapar una firma que clausurase mi contrato (un documento de esclavitud, recuerde, no de sumisión) pero nunca debió engañar a los lectores que pusieron en mi boca cosas que jamás dije o que dije de otra manera.
Y si, como dije, usted tiene parte de culpa, el resto de la responsabilidad recae tan sólo en mí. A partir de este instante tan sólo tendré un lector que seré yo mismo, mi más fiel y asiduo lector, mi gran admirador, y mi crítico más adorado. El egoísmo de tal decisión es grande, lo reconozco, pero todo el mundo es egoista con lo suyo, y yo no seré menos, me sentaré en mi sillón y seré el único mortal que se deleite de mi poesía, seré la única persona que dé forma a unas ideas en verso, que, interprete en definitiva, el sentir del poeta.
Pero ya sabe que no le guardo rencor, al contrario, al comienzo usted se interesó de veras por mi pluma, pero pronto prefirió la plata a la pureza del artista, usted me prostituyó y vendió al mejor postor para dolor mío; cuando abría un libro con mi nombre en grandes letras y apenas podía reconocer mi escritura ni mi manera de expresar mis ideas. Me hizo ganar dinero y fama, sí, pero ahora, cuando comprendo la importancia de ser fiel a uno mismo y de darse toda la importancia del mundo, en detrimento de mezquinas arrogancias estilísticas y monetarias, ahora, como digo, he decidido hacer de Juan Palomo y mandar a usted y al resto de la humanidad a tomar por salva sea la parte.
Atentamente, Alberto Alcaide Almunia "Alalal"

Post escriptum: como forma de compensación económica sobre la parte no cumplida del contrato firmado por su servidor (su exservidor) y aunque conociendo las reglas del derecho privado y laboral en lo referente a contratos editoriales según las cuales carezco der ninguna obligación de entregarle nada por mi parte, he aquí una última muestra de mi generosidad que supongo que utilizará en agrandar su cuenta correinte y en disminuir la de los sufridos e ignorantes lectores. Mi testimonio se llama "El aleteo del egoista" y dice:
un día amaneció diferente a los demás
ya no tenía ni tu sorrisa ni tu amor
y mucho menos tu cuerpo en mi fría cama
un día de perros, pernsé desde la ventana - o de gatos-
No llueve, ni hace sol, ni recuerdo ya
ni tu sonrisa ni tu amor -o tu olor-
Adoradores del becerro de oro frente al televisor
y quiero decir algo más señores,
algo que guardo en mi corazón, que creció poco a poco
y al final logró salir sin dolor y escapar del extraño muro
que tambien carece de color,
señores: que les del por el culo
con todo mi desamor.

Alalal, Jaén, 1987

4 comentarios:

Mónica dijo...

Han cambiado muchas cosas en mi vida desde entonces, pero muchas otras no han cambiado...
Sea bueno o malo así son...
Ahora tengo mi energía concentrada en disfrutar de la vida e irme de vacaciones en breve...
¿Qué tal todo tú?

Un beso

Gonzalo dijo...

Que quiere decir que "ésto lo escribiste hace años"?
Tú eres Alalal?
O es una transcripción que tu leiste un día...?
Quien es Alalal...? tú? ... y Mendivil? (es también escritor... no?)
Aclara un poco este post, tio.

Rafa dijo...

Bueno, esto lo escribí hace años, y es todo ficción. Fué un intento de relato para un concurso, pero al final se quedó en una carpeta. Ni yo soy Alalal ni existe Mendivil (o tal vez exista, porque por aquel entonces, creo no escogía los nombres al azar). Eso es todo.
Besos.

Gonzalo dijo...

Que guapo!
Me ha gustado esta ficción que jugaba a ser realidad....
Como la misma realidad, que a veces juega a ser ficción.
Practícalo más, Rafa. Y, por supuesto, publícalo en el blog.